Twitter, Facebook, Instagram, Google+, Linkedin, Pinterest, Youtube… La lista de redes sociales es casi interminable y son muchísimas las posibilidades tanto personales como profesionales que nos abren para darnos a conocer, mostrar nuestro trabajo, nuestros productos o servicios, así como nuestros gustos y preferencias. Cada una de ellas cuenta con millones de usuarios y nos permiten conectar y contactar con nuestra audiencia. Sin embargo, ¿es necesario estar en todas? ¿Hay que abrir perfiles en cada una de ellas? Y la respuesta es no.

No es necesario estar en todas, todo dependerá de los objetivos que nos hayamos planteado conseguir con nuestra presencia en redes sociales y la estrategia que establezcamos. Y es que para que las redes sociales se conviertan en nuestras aliadas es importante mantenerlas todas actualizadas, con contenido relevante y diferenciado y crear conversación con nuestra audiencia en cada una de ellas. Y eso requiere de tiempo y recursos.

Las redes sociales son un importante recurso para llegar a nuestro público objetivo y potenciales clientes. Son un medio que ha crecido muchísimo en los últimos años y parece que lo seguirá haciendo en los siguientes. Tanto es así que algunos estudios reflejan que en el año 2021 el 40% de la población usará redes sociales. Además, son el canal perfecto para contar lo que hace la marca, generar expectación y crear conversación con el público. Todo ello, sin duda, ayuda a mejorar la imagen de la marca pero hay que tener en cuenta que si no se hace bien también pueden deteriorarla.

Cada una de ellas cuenta con unas características propias y un tipo de público e intereses diferenciados y conocerlo bien nos permitirá elegir adecuadamente. Para ello, debemos definir claramente los objetivos que perseguimos con nuestra presencia en el conocido como social media y analizar nuestro público objetivo para conocer sus gustos, en qué redes está presente y cuáles son sus hábitos y preferencias para elegir solamente aquellas que nos ayuden a conseguirlo y a conectar con nuestra audiencia. De nada nos sirve estar en determinadas redes sociales si nuestros potenciales clientes no están en ellas.

Igualmente, es fundamental tener en cuenta las características de cada red social y el público que está en ellas. Si anteriormente ya hablábamos de cuándo es el mejor momento para publicar en ellas, igual de importante es saber qué contenido debemos de publicar en cada una. De esta forma, no debemos compartir el contenido de la misma manera en todas, ya que cada una tiene sus características y debemos ajustarnos a ellas.

Con todo ello podemos establecer una estrategia adecuada en redes sociales y lograr dar visibilidad a nuestro negocio y generar nuestra marca personal.

Y vosotros, ¿en cuántas redes estáis?

 

Imagen: Diseñado por Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *